Patricia Mabel Gaitán Rodón, militante Marplatense secuestrada desaparecida en 1976.

    Secuestrada desaparecida el 17 de Octubre de 1976 a los 19 años de edad, “permanece desaparecida”.
    Declaración SHD 3039.

    Patricia nació un 27 de agosto de 1957 en San Cristóbal, Provincia de Santa Fe.
    Desde joven vivió y trabajó en Mar del Plata junto con su familia.
    Estudió en el Colegio Nacional Mariano Moreno, cursando en el Anexo, de la calle Libres del Sur al 1450, (Colonia Alfonsina Storni), recibiéndose a finales de 1975 de Bachiller.
    Desde pequeña trabajó en el kiosko de su madre, en la entrada de la Galería Sacoa, por la calle Rivadavia.
    Al momento de su desaparición, Patricia, “Paty", "Paty la gordita”, (para diferenciarla de otra Patricia), tenía 19 años, estaba soltera y vivía en Alberti 1495 (llamado barrio de La Terminal, por la cercanía de la vieja estación de Micros de larga distancia).
    Visitaba a su hermano una vez por semana, y el día de su secuestro había estado con él por la mañana.

    Cuenta Carlos, el compañero que la acercó a la Juventud Socialista:...... al comenzar la militancia en el Anexo del Nacional una de las primeras compañeras que captamos fue Paty Gaitan y luego Norma Huder.
    Los tres estábamos en el 2º año división F, teníamos entre 14 o 15 años, éramos muy jóvenes, adolescentes en busca de un futuro mejor, un mundo más justo.
    Vestía bien rockera, jeans con guardas coloridas, pulseras tejidas “hippies”, pelo largo y lacio, con flequillo o no de acuerdo a su gusto del día.
    Fue de las primeras en hacerme escuchar rock, en el departamento materno de la calle La Rioja, Cat Steven, ....... fue un descubrimiento para mí.
    Cuando la capte fue de lo más fácil, le vendí un periódico (Avanzada Socialista), la invite al Local y se enganchó sola………
    Nos reuníamos a estudiar marxismo, en las mesas de responsables de secundario, una juventud en crecimiento, que era parte del fenómeno mundial y nacional.
    Patricia destacaba por su inteligencia y solidaridad, era muy buena alumna, muy responsable para todo y así tomó la militancia partidaria, y si se hizo Socialista, creo que fue por solidaridad con los oprimidos, para luchar por causas justas.
    Al poco tiempo militaba más activamente que yo...... como era muy amiga de las compañeras del colegio arrastraba mucho, igual que Norma, a quien no recuerdo quién de nosotros dos acercó al partido.
    En el año 1973 ya éramos un grupo de 7/8 compañeros en el anexo (todos cursando en 3º F), por lo que decidí pasarme al año siguiente al Central. Ahí me distancie un poco de ella.
    Tanto Patricia como Norma eran unas militantes de primera, y dirigían muy bien el equipo del Anexo.

    Gracias a los documentos incautados a la sección de inteligencia de Prefectura Naval Mar del Plata, sobre el activismo estudiantil en el Colegio Nacional Mariano Moreno, usados como probatoria en los Juicios de Lesa Humanidad, de la persecución a que fue sometido la JSA y el PST, se supo que el Vice-rector, Francisco Zorrilla, paso información sobre ellas a los servicios de inteligencia, destacando su rol de activistas sociales y políticos.
    Es aquí en este hecho relatado por Carlos, donde se materializa lo que fue la dictadura cívico-militar. Los militares detentaban y centralizaban el poder, pero a su lado un enorme ejército civil no convencional, con elementos como el Vice-rector Zorrilla, los grupos parapoliciales de la CNU y similares, vecinos que delataban a otros y un largo etc.
    Montando una historia inverosímil, los servicios de Inteligencia crearon el siguiente cuadro situacional. (Véase documento completo).



    Indudablemente una visión delirante del activismo estudiantil, donde las directivas del activismo subversivo parten de Norma Huder, con el apoyo de Patricia Gaitán, y otras y otros que nunca militaron en la JSA, involucrando a profesores, preceptores y hasta el mismo director (responsable).
    Paty y Norma fueron militantes Socialistas, mostraban la mujer emancipada que luchaba codo a codo con el hombre, y muchas veces delante de este en todo tipo de acción.
    En el año 1975 se produjeron movilizaciones de estudiantes de secundaria por la reivindicación del boleto escolar, Paty y Norma participaron encabezando, junto al resto del activismo, las del Colegio Nacional. La historia recordará tristemente a la movilización de estudiantes de La Plata, pues en la Dictadura, aquellos jóvenes Platenses fueron las víctimas, de lo que luego se conoció como La noche de los lápices.

    A media tarde del 27 de octubre de 1976 Paty tenía una cita con un compañero, Rodolfo González (Fito del correo). Fue secuestrada junto a él, probablemente en la vía pública o en un bar, donde se iban a reunir, en las cercanías del Correo Central. Seguramente la venían siguiendo los grupos de tareas de la Marina Marplatense, que dos semanas antes ya habían secuestrado a Norma Huder y a Ernesto P., dando comienzo a una de las más feroces y letales persecuciones de militantes socialistas y populares en la ciudad llamada “Feliz”.
    Paty y Fito fueron llevados a la Base Naval esa misma tarde, interrogados según el procedimiento con apremios y tortura, conducidos a un salón de la primera planta en el conjunto de edificios que componían lo que se denominaba Buzos Tácticos, allí sobre las tres de la madrugada fueron escuchados por Julio D. un compañero secuestrado en las primeras horas del 28 y posteriormente sobre las nueve de la mañana por Gabriel DV. Links a las declaraciones de los sobrevivientes.


    Patricia, otra compañera de aquellos años la recuerda así: ...compartíamos las guitarreadas en la costa y cantábamos los temas de Sui Generis, León Gieco y otros ... qué época!
    …guardaba todos mis sueños en castillos de cristal……
    …dile a esos hombres que traten de usar a cambio de sus armas sus cabezas….
    …sueña un sueño despacito entre mis manos….
    También recuerdo cuando se organizó un recital, para recaudar fondos en un boliche en la calle Colón cerca de la Plaza Mitre, tocaron Jorge de Bahía y Gabriel DV...... en esa actividad Patri jugó un rol muy importante, acercando a un buen número de pibes. Mis recuerdos están más asociados a la vida social .......... lo pasábamos muy bien, para mí, en tren de confidencias, la militancia era extraordinaria, pero a la vez tenía su densidad, éramos muy jóvenes, de hecho, Patty tenía unos 16 o 17 años cuando comenzó su actividad.
    En verdad, por mi parte, había temas que no comprendía en absoluto. Los comprendí (algunos) de más grande, con otras lecturas y recorridos…. esto de ser activistas políticos tenía que ver con una profunda convicción de justicia, solidaridad y emancipación más allá de comprender el marxismo en toda su dimensión.
    A Patty la recuerdo, con su morral, caminando con ese andar cadencioso. Esa carita de luna llena, siempre sonriente y también reservada….
    Continua Patricia en sus recuerdos: Muchos años después, exactamente 35, en el año 2011 fuimos con los alumnos de la Facultad a recorrer el Parque de la Memoria, el Museo Haroldo Conti y el del Holocausto en la ciudad de Buenos Aires.
    En el Conti (que se encuentra en el predio de la ex-ESMA, la misma fuerza de marina que la secuestró/torturó y asesinó en Mar del Plata) había una instalación diseñada por Andrea Fasani Galante y Jorge Mancini, un recorrido que parecía formar calles y, en el centro unos 20 metros de cuadernos Gloria, cada uno con el nombre de un desaparecido bajo la dictadura; recorrimos la muestra y me dispuse a levantar un cuaderno al azar para completar la consigna de esta instalación "interactiva". Elegí uno de ellos y lo abrí, había que repetir el nombre que "aparecía", en la primera hoja, en un renglón en las 24 hojas del cuaderno. El cuaderno que elegí tenía el nombre de: Patricia Gaitán, es ahora que lo estoy relatando, escribiendo y me produce una enorme emoción. En verdad pude comprender, por sentirlo, lo que queremos decir cuando expresamos: “me desplomé“.
    Me costó reponerme, estaba con mis alumnos, repetí su nombre como indicaba la consigna y pude escaparme al baño solo a llorar. Ahí también comprendes la importancia de generar hechos perturbadores para que salgan las emociones que tenés más guardadas.
    Por diversas razones nuestros camaradas desaparecidos, están en nuestras vidas cruzándose de una u otra forma hasta el final de nuestras existencias.
https://www.pagina12.com.ar/138693-aquellos-gloria-que-fueron-piel-de-memoria
https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-12223-2008-12-08.html
http://museodelamemoria.gob.ar/page/prensa/id/238/title/30-mil-veces-decimos-tu-nombre

    Gabriel, que estuviera detenido junto a ella la recuerda de esta manera:
    No recuerdo el día en que fui a Mardel a vivir con mi viejo, aunque hay dos datos que pueden dar una idea bastante aproximada, en el viaje fuimos escuchando en la radio un programa en el que unos jóvenes presentaban su primer disco y lo pasaron íntegro, era Sui Generis y el LP “Vida”.
    En ese viaje también anunciaban un incendio importante en Mardel se quemó la galería Cristal. Creo que fue fines del 72 o principio del 73.
    Yo comencé a militar en el segundo año de la secundaria en Buenos Aires, militaba en la JSA en el local de Chacarita.
    Como mi viejo se fue a vivir a Mardel yo me fui con él, y así es que para ese verano, llego al local de la calle Rioja, alguien me dijo que vaya al sótano y cuando bajé allí estaba Patty, no estoy seguro, pero creo que también Norma.
    A los pocos minutos de presentarnos ella -Patty- me estaba gastando por porteño.
    En esos años estuvimos mucho tiempo juntos, compartíamos la pasión por el rock. Ella vivía sobre la galería Sacoa y sus viejos atendían el quiosco de Rivadavia, de la misma galería. Allí hemos compartido muchísimas charlas, horas y anécdotas, siempre nos quedaban las graciosas, como cuando Mabel la mamá, escuchó mal a alguien que le había pedido un peine y le respondió que cocaína vendían solo después de la media noche. O cuando el Papá le dijo a una señora que le llevó cambio que la iba a preñar.
    Patty estaba enamorada de "Peter Fonda", a partir del Filme “Busco mi destino”. Ella escribía poesías y dibujaba los puntos de las ies como un redondel. Siempre nos reíamos de lo despistados que éramos ambos.
    A pesar de esas características y de estar padeciendo la adolescencia ella era responsable con las tareas, era reconocida por sus compañeros en el partido y en su escuela. Aún hoy a más de cuarenta años de su desaparición tengo algunos conocidos de su escuela que la recuerdan.
    Yo adoraba a su familia. Tuvimos que atravesar juntos la muerte del padre justo al borde de su jubilación.
    Era mi mejor amiga, ahora puedo confesar que en algunos momentos estuvimos muy cerca de cambiar nuestra relación por otra. Pienso que la vida está llena de casualidades, de hechos que con una leve variación son capaces de cambiar nuestra historia individual. También sé que hay cosas que nunca serán dichas.
    El tremendo destino hizo que la desaparición nos haya colocado uno junto al otro en el centro de detención de la Base Naval de Mar del Plata. Al poco tiempo de estar lo supe, los milicos habitualmente y varias veces por día nos hacían preguntas, su voz (para mi) era inconfundible. Pude hablar con ella en ese infierno, el diálogo breve quedó tatuado en mí.
    -Patty- me animé a decir.
    -¿Qué?- me respondió.
    -¿Cómo estás?- llegué a decir antes de los golpes. En ese momento entendí porque en los dibujitos, ponen estrellas cuando a alguien le golpean la cabeza.
    Siempre me quedé además con que la última voz amiga que ella escuchó fue la mía.
    Al poco de recuperar la libertad me fui a vivir a Buenos Aires, más de una vez me he bajado de un colectivo porque la veía en la calle, la seguía pero invariablemente al llegar a su lado la realidad cambiaba y concluía en un espejismo que aumentaba el dolor. Toda mi esperanza era volver a encontrarla.
    No sé cuándo dejé de esperar a nuestros compañeros. Fui tan inocente que cuando subió Alfonsín pensé que era el momento de volver a verlos.
    Dejo aquí un fragmento, (lo único que recuerdo), de un poema de Patty a sus dieciséis años, se llama Abril.

Abril.
Como el amigo que partió para irse lejos, y anduvo once mundos buscando el regreso.
Como el viajero que sabe que lo espero.
Se me mete en la piel, presagiando el invierno.
Abril,
te vas metiendo mucho en mí, Con tu lluvia de terciopelo.
Abril,
yo me parezco tanto a vos.

    Hasta aquí llega mi memoria.
    Gracias compañeros.

    Palabras, deseos y recuerdos de Julio
    Te recuerdo Patricia Mabel, Paty.
    No te puedo decir que esperaba verte,
lejos estaba,
pero deseaba con todo mi corazón que vivieses.
    Que alguien alguna vez me dijera que te vio,
    a Vos, a Fito,
    a David,
    a la Flaca y al Flaco,
    al Semi-dios, a Javier, a Elena,
    Que Julio Burgos se pudo largar a España, de donde eran sus viejos.
    Que Papero había podido criar a sus hijas.
    Que todo fue un mal sueño.
    2011 me devolvió a la realidad, al mar, al horror de las declaraciones de los sobrevivientes, y te convirtió en recuerdo vivo.
    Tu cuaderno y tu morral, tus poesías y tus dibujos, tu hermosa letra con globitos como puntos de la ies, como recuerda Gabi.
    Noches de verano del 75 en la costanera, Jorge a la guitarra (Jorge de Bahía fallecido en febrero de 2019), Gabriel también, pibes de Buenos Aires que pasaban por ahí y se sumaban, así hasta el fin del verano. Jovenes herederos del Mayo del 68.
    Pueblo nuestro que estás en la tierra .....
    .... los juguetes se preguntan ¿con tantos niños afuera, que hacemos en la vidriera?
    María nació en el campo ............
    Yo forme parte de un ejército ...........
    Tardes del Vía Véneto, donde nos reuníamos en invierno porque el local del Partido se había cerrado.
    A principios de ese verano, el partido nos había propuesto fabricar sandalias para vender en la costanera, vos, la gorda Ana, yo y alguno más en el equipo de fabricación, y otros pibes en el de venta. Vos pintabas el cuero con anilinas. Fue todo un éxito, la primera tanda se vendió al completo, pero el local de la calle Luro, no podía garantizar la seguridad, y es así que nos disolvimos.
    El verano del 76 trajo la misma tónica, volvían los pibes porteños y se nos había sumado a la guitarra Gustavo, aunque los miedos a las bandas fascistas son obligaba a ser más cautos.
    Pero siempre fui un tonto, que creyó en la legalidad .......
    Yo canto para esa gente, porque también soy uno de ellos ........
    Quiero atrapar el sol en una pared desierta ………… https://youtu.be/HhnzuW6uiYs
    El otoño trajo el Golpe y la clandestinidad, octubre el horror.
    Piba macanuda, solo mataron tu cuerpo, pero vos vivís en nosotros, como también viven todos aquellos con quién compartimos sueños y el anhelo de crear un gran Partido Obrero y Revolucionario. Vos y ellos son nuestra inspiración.

Testimonios que figuran en los links de esta página, indican que Patricia fue vista en el C.C.D. de la Base Naval de Mar del Plata, tal como lo afirman Gabriel y Julio.


Noticia del "Diario La Capital" del 30-4-2009:

Hoy a las 9 se realizará un acto en conmemoración de los 50 estudiantes víctimas de la dictadura en la década del 70 en el marco del nonagésimo aniversario de la creación del Colegio Nacional Mariano Moreno.
Cabe destacar que se incluyen los estudiantes de turno mañana (bachillerato), tarde (comercial), nocturno y anexo del Moreno (Colonia Storni).
En el edificio de Mitre 2579 se descubrirá una placa en el acto por la Memoria, Verdad y Justicia que se enmarca en las actividades programadas por la Asociación de Ex alumnos, la comisión de recordación y homenaje.
Durante el acto estarán presentes familiares, amigos y la comunidad educativa.
Los estudiantes del Colegio identificados como víctimas del terrorismo de estado, asesinados y desaparecidos entre 1971 y 1980 son:
Néstor Rubén Antoñanzas, Federico Baez, Liliana Esther Barbieri, Daniel Oscar Barjacoba, Jorge Candeloro, Rubén De Angeli, María Alejandra De Pablo, Marta Di Paolo, Cristina Diez, Stella Maris Dorado, Enrique Pacho Elizagaray, Blas Roberto Evangelista, Silvia Filler, Tomás Fresneda, Carlos Alberto Galeazzi, Hugo Garelik, Carlos Vicente García, Ricardo Garralda, Daniel Gasparri, Julio Genoud, Mariana Guangiroli, Rolando Hugo Jeckel, María del Carmen Laudani, Juan José Libralato, Jorge López Uribe, María del Carmen Maggi, Nora Lía Marquardt, Alejandro Jorge Monjeau, Laura Mujica, Maria Josefina Mujica, María Cristina Mura, Gregorio Nachman, Jorge Audelino Ordóñez, Eduardo Palá, Rafael Antonio Pedreira, Martín María Pereira, Jorge Pérez Catán, Miguel Luis Pérsico, María Matilde Sánchez, Roberto Sanmartino, Roberto Gustavo Santi, Antonio Satutto, Luis Scocimarro, Alicia Estela Segarra, Laura Beatriz Segarra, Carlos Francisco Simón, Adriana Leonor Tasca, Guillermo Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla,
 Norma Susana Huder, Patricia Mabel Gaitán, Salvador Sliba y Ana María Martínez.