Pablo David Trejo Vallejo, militante Marplatense secuestrado desaparecido en 1977.

 

    Secuestrado el 19 de abril de 1977 a los 38 años de edad, "permanece desaparecido".
   
Legajo CONADEP: 1985

    “El Tordo de Santiago del Estero” así solíamos decirle, apodo que se había ganado por su doble condición de médico y santiagueño.

    Su vida transcurrió entre su Santiago del Estero, donde nació un 20 de diciembre de 1938, la ciudad de Buenos Aires, en aquellos años "Capital Federal”, donde se había desplazado la familia, y la ciudad que él adoptó como suya, Mar del Plata, publicitada para la época como la “Ciudad Felíz”.

    La secundaria la hizo en el Colegio Nicolás Avellaneda Nº 4 Distrito Escolar 9 de la ciudad de Buenos Aires; allí al día de hoy una baldosa recuerda su nombre, junto al de otros estudiantes del colegio que fueron secuestrados-desaparecidos por la dictadura cívico militar del 76/82. (El Salvador, 5528 - CABA. "Ubicación de la baldosa"). http://espaciomemoria.ar/baldosas_memoria/item/colegio-nicolas-avellaneda-n-o-4-de-9/

    Cursó Medicina en Capital, era un estudiante medio bohemio sin prisas por finalizar la carrera de medicina en los plazos usuales, recibiéndose en el año 1966.
    Su primer contacto con la profesión fue a través de las guardias en el Hospital de San Fernando. Siendo dificil poder insertarse laboralmente en la Capital Federal, decidió marcharse a Mar del Plata, ciudad que se transformaría, en lo que hoy se dice “su lugar en el mundo”.

    La Mar del Plata que pasaba por sus años de esplendor, que recibió muy bien al joven médico, Pablo llega a finales del año 1969, comienzos de los años 70. Es allí donde va a desarrollar su vida profesional, familiar y política. Eran años de pujanza de las industrias de la construcción y del turismo fundamentalmente, en medio de importantes convulsiones sociales provocadas por este desarrollo.

    El grupo partidario, en aquel entonces llamado el PRT, (Partido Revolucionario de los Trabajadores a secas, sin divisiones aún), se afincó en la zona por esos años, conformando una avanzada para aquellos que abrazaban el socialismo revolucionario................ Pablo está junto a ellos, lo hace a su manera y en su profesión, ingresando por entonces como médico en el Hospital Regional y en la Clínica Colón.

    Nos cuenta Reynaldo Saccone, compañero suyo de estudios, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y luego del Partido sobre las características personales de Pablo Trejo:
” ..........Era un tipo hiper sociable, músico y cantante, que podía ser amigo de cualquiera, aunque este no se interesara por la política o tuviera ideas diferentes a las suyas, un seductor irremediable de mujeres, un estudiante sin prisas al que le gustaban las peñas y guitarreadas; al fin y al cabo, un tipo sensible ante la realidad social en la que vivía, y que lo llevó a activar políticamente. Era buen guitarrista, interpretaba desde la marcha de San Lorenzo al himno nacional (un precursor de lo que luego hiciera el rock argentino), además tocaba instrumentos de viento, en la banda de jazz que integraba en Mar del Plata".

    La trayectoria política de Pablo se gesto a principios de los 60, estudiante enla UBA, junto con Reynaldo. En los años 1961-62 conocen a la Agrupación Universitaria Humanista, (se puede decir que eran Social Cristianos desde la postura política que sustentaban), en ella militaba entre otros Pacho O'Donnell.

    Reynaldo, nos cuenta que:
    ".......La hermana de Pablo estudiaba Farmacia en la UBA, ella estaba también vinculada a la misma corriente Humanista en esa carrera, y es ella quien va a conocer a los trotskistas. Luego sería Pablo quien hace de nexo con ellos, vinculándolos a los estudiantes de medicina, una relación que va a durar hasta el último de sus días.

    Pablo no fue de esos militantes que dedican el cien por cien de su tiempo a la militancia, él repartía su vida entre la música, el estudio, sus salidas románticas y la acción partidaria.

Pablo y Norma.

    Como Socialcristianos nos radicalizamos políticamente, por influencia de la Revolución Cubana, y por la repulsión que nos generaba tanto el imperialismo yanqui como el estalinismo. Asistimos a un curso brindado por Nahuel Moreno en 1965 respecto de la Argentina, "Una interpretación materialista de su historia", en la Facultad de Farmacia................ La posición trotskista nos cerró perfectamente, era lo que estábamos buscando.

    Fuimos compañeros de vacaciones allá por el año 67 en Villa Gesell, cuando esta población finalizaba en el Automóvil Club. El verano solía juntarnos para el descanso y pasarlo bien.
    Nueve años después, en enero de 1976 Pablo, nos deja su departamento de Mar del Plata para unas vacaciones en las que se viene conmigo Albertito Maresca….. En esas fechas, Pablo se fue con su pareja, Norma Masid, a Villa Gesell, para ellos era placer de ir allá".

    La década del 70 lo encuentra estructurado en su trabajo de médico, y participando de la legalidad abierta por el Cordobazo. En la apertura democrática hacia una salida electoral sin proscripciones, fue candidato a Senador Nacional por el P.S.T. en las elecciones del año 1973.

    Trabajó hasta su desaparición en el hoy llamado Hospital Interzonal de Mar del Plata (en aquellos años “el Regional” ubicado en la Av. Juan B. Justo al 6900, en esa época la periferia de la ciudad. También lo hacía en la clínica Colón de la Av. Colón y 20 de Septiembre.
   

    El salón de reuniones de Clínica Médica del Hospital Interzonal lleva su nombre, Pablo sigue estando presente entre los médicos y el personal de la salud, a casi 45 años de su desaparición, es parte de la institución. Una placa recuerda su nombre y pertenencia, fue colocada por la Asociación de Profesionales a los 25 años del golpe, en otro año caro a la historia obrera y popular argentina, el 2001. http://www.residenciaclinicahigamdp.net/historia

    Pablo fue detenido sin orden judicial, al presentarse en el GADA 601, el 5 de mayo de 1976. Al año siguiente secuestrado-desaparecido el 19 de abril de 1977.

    Su hermana declara ante la Conadep, este relato del que transcribimos partes:

    ” Un año antes de su desaparición, al enterarse que civiles armados lo buscaban, se presentó ante el coronel Alberto Barda, jefe del GADA 601 (Grupo Artillería Defensa Aérea 601), por no tener relación con grupos subversivos. Barda no lo recibió y lo envió detenido a la Comisaría de Peralta Ramos. Luego de ubicado, viajé a Mar del Plata, y después de tener una pequeña entrevista con mi hermano, fui a ver a Barda, para solicitarle acelerara la investigación sobre los antecedentes de mi hermano.

    Pablo se encontraba separado de su esposa y vivía con Norma Masid; una vez liberado cuando junto con su compañera regresaron a su domicilio, pudieron comprobar que había sido saqueado, pero el portero no quiso atestiguar.

    Posteriormente Pablo se presentó ante Barda, el cual le dio un certificado para el Hospital (donde trabajaba), asegurándole que no tenía nada en sus antecedentes por lo que podía quedarse tranquilo en Mar del Plata y que no pensara en ausentarse del país".

    Continua Reynaldo "........En marzo de 1977 luego de la detención de mayo de 1976, con todo el temor del mundo, pudimos vernos con Pablo en un bar frente a la iglesia del Socorro, en las calles Suipacha y Juncal de la ciudad de Buenos Aires…....".
    El relato del encuentro, es un mar de emociones y de lágrimas para Reynaldo, el dolor lo quiebra recordando a su viejo amigo, y como si fuera hoy mismo recuerda el diálogo y los cabildeos de este, en cuanto a irse de la ciudad que lo había adoptado y castigado cruelmente, aunque todavía no de manera fatal…...

    Secuestro y desaparición.

    Según su hermana en el relato ante la Conadep: ".........el 19 de abril de 1977 se encontraba Pablo y su compañera Norma en el departamento que les habían adjudicado en Libertad, 5610 - 7º 3ª, tomando medidas; él salió para ver a un paciente en la Clínica Colón.
    Según vecinos que testificaron, lo esperaban en dos coches, civiles armados, en uno metieron a mi hermano y uno de ellos se llevó su coche. Por un tiempo una persona, que no sabemos quién es, por intermedio de un médico amigo nos informaba que estaba bien, un día dijo que al volver de un franco, no encontró a mi hermano, al parecer lo habían llevado a Bs.As. Esta persona comentó que tenía cargos menores y creía que iba a salir pronto. Barda no me concedió, ni tampoco a mi madre, entrevista alguna. En dos oportunidades, contestó que “no estaba detenido bajo su jurisdicción”.

    Pablo fue víctima de la represión desatada contra el PST por los Grupos de Tareas de la Marina que, a mediados de febrero, habían relanzado una operación para eliminar a los activistas que escaparon, o no eran objetivo (en su momento), de la cacería iniciada el 13 de octubre de 1976.

   Lo siguiente es parte del relato de su cuñada Mirta Masid al diario Página/12 que fuera publicado el 22 de noviembre de 2010. Este relato de Mirta Masid no sólo incluye santuarios sindicales, judiciales y universitarios para la CNU. Masid también menciona la dependencia de la patota y sus jefes respecto del Estado en la comisión de cada crimen. “Por lo menos una vez por semana se reunían en el GADA. Para eso se vestían mejor, con corbata. Y además de los hechos que cometían, hacían listas. Lo sé por experiencia propia. Tengo un cuñado desaparecido, Pablo Trejo Vallejos. Antes de morir, Carlos (González, alias “Flipper”, mi pareja), me dijo un día que estaban confeccionando listas y me recomendó que le avisara a Pablo. ‘"Decile que se vaya’", me pidió. Yo avisé, pero nadie me creyó. En 1977 lo secuestraron y está desaparecido. Me acuerdo que una vez vino a muestra casa, un muchacho joven que trabajaba en la Clínica Colón, supongo que de camillero, y Carlos me dijo: ‘Este está con nosotros, marcando gente". Mi cuñado trabajaba en la Clínica Colón.
Los de la CNU robaban coches para uso personal, para sus operativos y para la policía".............................

https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-157308-2010-11-22.html    
http://www.desaparecidospstmdp.info/Documentos/Art%C3%ADculo%20period%C3%ADstico_Relato%20de%20Mirta%20Masip.htm

    Olvidado por el Partido al que perteneció.

    Los seres humanos tenemos una pertenencia, un lugar al que nos sentimos ligados, vinculados, aquerenciados...... y si algo es difícil, es romper esa ligazón, aun a conciencia de los peligros que acechan; peligros que pueden minimizarse como relata su hermana, producto de las palabras y certificados emitidos por el coronel Barda, un certificado envenenado y una recomendación similar. O por no creer en las palabras de su cuñada Mirta, ni seguir las recomendaciones de Reynaldo, o los planteamientos que otros camaradas le expresaron, "la necesidad de irse de la ciudad". Decía que solo sabía de medicina, y que allí donde intentara trabajar lo ubicarían enseguida.

    Los compañeros de la conducción del Partido, no pudieron comprender esta duda y contradicción que le sucedió a Pablo, y por años argumentaron que de hecho se había entregado, (tanto por presentarse en 1976, por no haberse ido de la ciudad luego de su primera detención, o confiar en la palabra de un milico, etc...).

    En ese momento fueron sus dirigentes nacionales los que lo pusieron en el rol de haber cometido prácticamente una traición, desconociendo los deseos y la personalidad de Pablo, sus debilidades y la historia que traía de militante desde aquellos años 60.
    De esta manera se actuaba castigando doblemente, a el camarada y a su memoria.

    Presentamos como prueba de esta afirmación, un listado de desaparecidos partidarios del periódico Opción, publicado por el PST durante la dictadura. En este se incluye compañeros como Ary Héctor Severo Bareto, secuestrado el 24 de abril de 1978 y no se incluye a Pablo secuestrado un año antes.

    Foto del Libro Rastros en el Silencio: pág. 221.

    Otras fuentes que avalan nuestro planteamiento, "seguir omitiendo su nombre", son los listados de desaparecidos que informan en sus páginas web, agrupaciones que provienen del viejo núcleo trotskista PST/MAS y sus divisiones posteriores.
http://www.pstu.com.ar/asesinados-y-desaparecidos-del-pst-presentes/

    Un acto de reparación político partidaria en 2018.

    Justo es reconocer que la reconstrucción de datos respecto a las compañeras y compañeros asesinados y/o desaparecidos del Partido Socialista de los Trabajadores (PST), por encargo de la Fundación Pluma, (donde se puede consultar casi toda la historia de la corriente Morenista, y en particular en los años de las desapariciones). http://fundacionpluma.info:8080/xmlui/
    Esta investigación realizada entre mediados del año 2016 y junio de 2018 corrige este despreciable error político, incluyendo a Pablo y mencionando particularmente a: ..... "compañeras y compañeros del PST de Mar del Plata (sin duda una de las ciudades más golpeadas), nos apoyamos en la valiosa reconstrucción realizada hasta la fecha por los propios ex-militantes sobrevivientes de la zona".
http://desaparecidospstmdp.info     http://www.desaparecidos.org/pst
 

    Esta página rinde homenaje al camarada Pablo Trejo Vallejo, a su trayectoria, a su persona íntegra ligada al triunfo de la revolución socialista mundial, a los trabajadores argentinos y a sus familias.

    Fuentes:
    http://www.residenciaclinicahigamdp.net/historia
    http://espaciomemoria.ar/baldosas_memoria/item/colegio-nicolas-avellaneda-n-o-4-de-9/
    http://www.lafogata.org/10arg/arg11/arg.24.4.htm
    https://journals.openedition.org/cal/8923