Juan Antonio Rodríguez Gavilán, militante Marplatense secuestrado desaparecido en 1979.

    Secuestrado desaparecido el 8 de enero de 1979, continúa desaparecido.

    Juan Antonio había nacido en Chile en 1931, llega a la Argentina en el 57 comenzando a trabajar de albañil, mas adelante funda, junto con otros compañeros Chilenos el Sindicato de la Construcción, de la localidad de General Roca.
    Dejó el sur del país y la construcción, para comenzar a trabajar en las Canteras del Batán, siendo electo al poco tiempo delegado y posteriormente Secretario General del Sindicato Minero de la Seccional.
    Reproducimos un escrito de protesta, fechado el 30 de octubre de 1966, de los delegados sindicales de la zona entre los cuales se encuentra Juan Antonio, para expresar la disconformidad con la actitud de la dirección de la Asociación Obrera Minera Argentina A.O.M.A.


    Compañero de la ‘primer época’, del Partido Revolucionario de los Trabajadores (P.R.T.), posteriormente PRT “La Verdad”, partido este último que junto con el Partido Socialista Argentino (Secretaría Juan Carlos Coral), dio origen al P.S.T. (Ver nota al final).


    El compañero Juan Antonio siempre fue una persona comprometida con su ideología, su actividad sindical y vecinal le llevó a ser detenido durante la Dictadura de Onganía acusado de integrar una célula Comunista “subversiva”, pues en aquella época existía la Ley 17401 de supresión del Comunismo.
    Entre los detenidos en esa operación también figuraba Germán Oliva, otro de los delegados mineros firmantes de la nota anterior. En las notas de prensa, se incluye un artículo sobre la asistencia jurídica por parte de la Confederación General del Trabajo, y el repudio de la misma hacia la persecución ideológica.
    Es de destacar la manifiesta intención de uno de estos artículos periodísticos, al mezclar dentro del titular “Poderosa célula extremista fue descubierta cerca de Mar del Plata” una noticia de Capital Federal, sobre la explosión de una bomba en el baño de una Confitería en Corrientes y Montevideo, y la proximidad del Teatro Alvear donde se realizaba un acto a favor de la libertad de escritores judíos encarcelados en la Unión Soviética.
    Analizando esto último más bien se pensaría que se trataría de un atentado anti-semita, antes que una torpe provocación del proscrito Partido Comunista pro-sovietico.
    También resulta ridícula la acusación de poseer discos en clave Morse, sobre todo porque tal clave es de dominio semi-público, descifrable por cualquier Telegrafista.
    En cuanto a sus maquinaciones políticas, según la prensa capitalista del momento figuraban perturbar la aplicación de la Ley de Supresión del Comunismo; dicha ley traía aparejada la supresión de libertades tan elementales, que hoy en día ni nos podemos imaginar; existía la censura de prensa y se prohibían determinados libros, películas y otras manifestaciones artísticas.


 

    Recuperada la libertad se empleó en la construcción, (ya que al tener antecedentes le fue vetada la minería), fue uno de los fundadores del Movimiento Internacional Intersindical, participando en plenario clasista convocado por SITRAC en octubre de 1971.
    Posteriormente compaginó la construcción y la actividad laboral en el puerto de Mar del Plata, trabajando en el sector del pescado durante varios años.

    Activo militante a la hora de la creación del P.S.T., donde su prestigio dentro de los sindicatos Mineros fue clave a la hora de la presentación en Tandil de las candidaturas partidaria para las elecciones de 1973; allí el P.S.T., obtuvo un resultado de 743 votos (casi un 2% del censo), comparable al del municipio de General Pueyrredón, extrapolando la diferencia de población.
    Entre los candidatos a esas elecciones, se contó con el secretario adjunto del Sindicato de la Cal y la Piedra de Tandil, Bosidar Calezich, otro de los viejos luchadores del gremio también firmante de la nota de protesta que reproducimos arriba.
    Los resultados de estas localidades estuvieron por encima de media de los porcentajes de la provincia en su conjunto.
    A nivel nacional el P.S.T. obtuvo 181.474 votos, un 1.54%, siendo la única candidatura de izquierda que se presentaba, denunciando a los patrones, curas, militares y burócratas sindicales.

    A fines de 1976, ante la ola de secuestros que estaban sufriendo los miembros del Partido abandonó la ciudad, trasladándose a Buenos Aires.
    Regresó a Mar del Plata con posterioridad al mundial de 1978 y reanudó su actividad en la zona del Batán, siendo rápidamente detectado por los Servicios de Inteligencia, los cuales no iban a permitir la más mínima organización del movimiento obrero.
   Unos 15 días antes de su secuestro comenzó a haber patrullajes del ejército por la manzana de la vivienda de su familia, sita en calle 38 entre 25 y 27 de Batán. El lunes 8 de enero de 1979, Juan Antonio fue secuestrado.

    El secuestro, desaparición y asesinato de estos compañeros, fue parte del pulso que mantenían las distintas fuerzas dentro del Gobierno Militar. Tuvo repercusión internacional debido a la actividad de los Organismos de Defensa de los Derechos Humanos, se dio el caso de que por entonces también fueron secuestrados compañeros militantes del PST en al ciudad de Rosario, estos últimos al poco fueron puestos a disposición del P.E.N. Existen documentos descalificados de la Embajada de los EEUU, donde se mencionan estos hechos. Link a los documentos.

Se reproducen a continuación algunos artículos del semanario Avanzada Socialista que dan una idea de la trayectoria de este luchador por los derechos de los trabajadores y el Socialismo.

NOTA:
El Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) tuvo su origen en la fusión de Palabra Obrera y el Frente Indoamericanista Popular (FRIP). Fundado el 25 de mayo de 1965, se escindirá en dos organizaciones diferentes (el PRT – La Verdad y el PRT – El Combatiente) a comienzos de 1968.
http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/trab_eventos/ev.5940/ev.5940.pdf
"En los documentos del congreso fundacional del PRT (al que se señalaba como continuidad de la trayectoria de Palabra Obrera), se consideraba a la nueva organización como “la síntesis de varios años de esfuerzos tendientes a nuclear a la nueva vanguardia que ha venido surgiendo en el movimiento de lucha contra la patronal y la burocracia capituladora, y a los compañeros provenientes del medio estudiantil, desencantados con la política del partido comunista, y de las sectas castristas que merodean los ambientes universitarios. La composición del Congreso reflejó sin dudas ese nuevo nucleamiento. La presentación de los compañeros de Aceros Sima de Buenos Aires, del Ingenio San José, Bella Vista y Concepción de Tucumán, los compañeros de las Canteras de Mar del Plata (…) y junto a ellos los compañeros de la Facultad de Farmacia de Buenos Aires, integrantes de la Unidad Programática Estudiantil, y los de Ciencias Económicas integrantes de la agrupación FELNA”6, inauguraron esta última etapa.
A partir de febrero de 1968 el PRT dio origen a dos organizaciones diferenciadas: PRT - La Verdad y PRT - El Combatiente
.